miércoles, 8 de julio de 2009

como para arrancar

la gente se muere de bolsillos vacíos y de progreso legítimo
la gente se muere de terrenos usurpados y de hogares gratuitos
la gente se muere de veneno extranjero y de miseria corriente
la gente se muere de gestióncomprobada y cuántasestaránrobando
la gente se muere de palabra muerta y silencio sospechoso
la gente se muere de transparencia redistribuida
la gente se muere de recuerdo necesario y borrónycuentanueva
la gente se muere de morirse con los puños indecisos
la gente se muere de Verdad inaccesible
la gente se muere de desconfianza crónica

(de "loqueporvolvercaminando")

1 comentario:

Silvina dijo...

Te hago llegar esto que me encantó (claro, de mi entrañable Cortázar) y que viene muy al caso. Si podés, publicálo.

Tema para un tapiz

El general tiene sólo ochenta hombres, y el enemigo cinco mil. En su tienda el general blasfema y llora. Entonces escribe una proclama inspirada que palomas mensajeras derraman sobre el campamento enemigo. Doscientos infantes se pasan al general. Sigue una escaramuza que el general gana fácilmente, y dos regimientos se pasan a su bando. Tres días después el enemigo tiene sólo ochenta hombres y el general cinco mil. Entonces el general escribe otra proclama, y setenta y nueve hombres se pasan a su bando. Sólo queda un enemigo, rodeado por el ejército del general que espera en silencio. Transcurre la noche y el enemigo no se ha pasado a su bando. El general blasfema y llora en su tienda. Al alba el enemigo desenvaina lentamente su espada y avanza hacia la tienda del general. Entra y lo mira. El ejército del general se desbanda. Sale el sol.

Historias de cronopios y de famas

Un abrazo. Silvina